¿Cuales son las principales novedades del nuevo ROTT?

¿Cuales son las principales novedades del nuevo ROTT?

El Consejo de Ministros del 15 de febrero de 2019 aprobó la modificación del Reglamento de Ordenación de los Transportes Terrestres (ROTT), que el Boletín Oficial del Estado publicó el día 20, entrando en vigor al día siguiente.

En resumen, el nuevo ROTT da cumplimiento a diferentes normas comunitarias en materia de acceso a la profesión y al mercado, pérdida del requisito de la honorabilidad y el régimen de otorgamiento de autorizaciones en los diferentes subsectores de transporte tanto de mercancías como de viajeros, adaptándose asimismo a la Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictada en febrero de 2018 que obligaba a eliminar en la regulación española el requisito actualmente existentes de poseer una flota mínima inicial para acceder tanto al transporte de mercancías en vehículo pesado como en transporte de viajeros en autobús.

La aprobación del nuevo ROTT se ha producido con casi 5 años de retraso respecto al plazo máximo establecido en la modificación de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres de 2013, que establecía un plazo máximo de 2 años, que, sin embargo, no pudo ser cumplido por diferentes motivos de índole político e institucional que han ido retrasando la aprobación de esta norma reglamentaria.

Principales novedades

Entre otras novedades, el texto final del Real Decreto 70/2019 incluye la modificación exigida por las organizaciones nacionales de transportistas en la nueva regulación de acceso a la actividad para evitar una entrada desordenada de nuevos transportistas al sector. Así, Fomento ha mantenido el actual requisito de antigüedad máxima: 5 meses en transporte de mercancías y 2 años en transporte de viajeros.

Y tal como exigía Europa, se elimina del actual requisito de flota mínima para acceder al sector (3 camiones en transporte de mercancías y 5 autobuses en transporte de viajeros), permitiendo que se pueda acceder con un solo vehículo de transporte.

En lo que se refiere al acceso a la profesión, para la obtención del título profesional de transportista u operador de transporte, esto es, del título de competencia profesional para el transporte, se exigirá poseer un nivel académico previo, en concreto poseer al menos el título de bachiller o equivalente o bien el título de FP de grado medio.

La vinculación entre la persona que ostenta el referido título de competencia profesional y la empresa titular de la actividad empresarial será real y efectiva, exigiendo una vinculación laboral a jornada completa y, además, el desarrollo de actividades de supervisión en todas las áreas de la empresa, pasando a denominarse gestor de transporte (anteriormente denominado capacitado). En el caso de empresarios individuales que ya estén operando en la actualidad se establece un régimen transitorio en relación con la vinculación laboral del gestor de transporte.

Por otra parte, se regula el requisito de pérdida de honorabilidad, que implicará la suspensión de la validez de las autorizaciones de transporte durante un plazo de un año, por la comisión de una única infracción muy grave o de tres infracciones graves en determinados supuestos en función de la flota que posea la empresa transportista. En todo caso, la pérdida de dicho requisito exigirá una resolución previa expresa por parte del órgano competente (normalmente el Director General de Transporte de la Comunidad Autónoma).

Asimismo, el nuevo ROTT formaliza la desaparición de la tarjeta de transporte física y refuerza el papel del Registro de Empresas y Actividades de Transporte, con objeto de evitar duplicidades de trámites administrativos y reducir la documentación que las empresas de transporte tienen que aportar. Además, la norma establece la implantación de sistemas electrónicos para la obtención de los certificados de competencia profesional, la digitalización de las reclamaciones de los usuarios de los servicios de transporte por autobús, o la regulación del Comité Nacional del Transporte por Carretera.