¿Existe un problema real con el trucaje de los sistemas SCR de los camiones?

¿Existe un problema real con el trucaje de los sistemas SCR de los camiones?

Los motores diésel modernos alcanzan niveles aceptables de "limpieza" si todos sus sistemas anticontaminación funcionan, como el SCR. Sin embargo, hasta el 30% de los camiones podría estar contaminando en exceso por anular el sistema SCR o por tenerlo estropeado.

Hace 11 años que se implantó de forma obligatoria en los camiones el sistema de reducción de emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) denominado SCR. Esta denominación procede de las siglas en inglés de "reducción catalítica selectiva", que, simplificando mucho, consiste en neutralizar los NOx que salen del motor y convertirlos en gases inocuos como nitrógeno y oxígeno presentes en el aire común.

Este sistema, sin embargo, no sirve de nada si no se practica un correcto mantenimiento del vehículo. Un mantenimiento que tiene su coste, por lo que algunos profesionales del transporte acaban anulándolo, algo totalmente prohibido. Y es que, con esta práctica, las emisiones tóxicas que salen por el escape aumentan de forma espectacular. 

El sistema SCR anulado adrede

Para hacer una aproximación a la realidad del impacto de esta práctica en España, la revista Autobild ha realizado un reportaje en el que se concluye que, en nuestro país, circulan entre 120.000 y 240.000 camiones Euro V con el sistema SCR anulado adrede, y un número indeterminado de unidades Euro VI. Eso supone, por camión, de 0,2 a 1 toneladas extra de NOx emitidos al año. Parece un problema menor hasta tener en cuenta que circulan unos 800.000 camiones Euro V en España.

Recientemente ya hemos publicado en la web de Top Truck, que anular el sistema de AdBlue de los camiones puede conllevar multas de hasta 20.000 euros. Sin embargo, y a pesar de estas sanciones, de vez en cuando saltan a los medios noticias que ponen el foco en esta práctica ilegal.

En este sentido, ya está en marcha el proyecto LIFE GYSTRA, que, a través de un dispositivo de medición remoto (RDS+), permite dar aviso a los agentes de la Guardia Civil para detener a los camiones con el sistema anulado y sancionarlos. La proliferación de estos controles podría reducir la incidencia del problema.