Cuidado con la sujeción de la carga: llegan controles en carretera más exhaustivos

Cuidado con la sujeción de la carga: llegan controles en carretera más exhaustivos

El nuevo Real Decreto 563/2017, por el que se regulan las inspecciones técnicas en carretera de vehículos comerciales que circulen en España, establece nuevas obligaciones para los transportistas en materia de correcta sujeción de la mercancía a bordo de los vehículos de transporte. 

Dicha regulación, que entra en vigor el 20 de mayo, se aplicará a todos los vehículos de transporte de mercancías con una velocidad superior a 25 km/h que circulen por las carreteras españolas (sea cual sea su nacionalidad), para lo cual la Unión Europea ha establecido el objetivo de inspeccionar al año, de forma aleatoria, al menos un 5% de todos los vehículos en circulación.

Como novedad, durante una inspección en carretera, se podrá someter el vehículo a inspección de la carga, para comprobar que está sujeta de forma segura y no suponga un riesgo para la vida, la salud, la propiedad o el medioambiente. Los inspectores comprobarán todas las situaciones de funcionamiento del vehículo, incluidas las de emergencia y las maniobras de arranque cuesta arriba, el cambio de posición de las cargas entre sí, contra las paredes o las superficies del vehículo sea mínimo, así como que las cargas no pueden salirse del espacio de carga ni desplazarse fuera de la superficie de carga.

En cuanto a los agentes de tráfico, deberán estar formados de manera específica para estas labores. En la actualidad, de los más de 400 guardias civiles dedicados a labores de Inspección de Tráfico, menos de la mitad ya están formados. Sin embargo, el objetivo es que, en los próximos meses, todos los agentes hayan cumplido su formación. Para ello, los agentes usarán distintos elementos de medición y comprobación: báscula fija o móvil, tensiómetros, medidores de ángulos y calculadora de estiba.

Sanciones desde el primer día

Ante la incertidumbre que la nueva regulación está ocasionando en el sector del transporte por carretera por las posibles consecuencias derivadas de una incorrecta sujeción de la carga, el director general de Tráfico, Gregorio Serrano, en una reunión mantenida con el Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC) señaló recientemente que, en líneas generales, "la estiba de los vehículos se realiza de forma correcta, por lo que no supone un problema real en materia de seguridad vial", por lo que no se plantean modificar el actual baremo sancionador.

A pesar de esto, según los últimos datos de la DGT sobre sus controles rutinarios a camiones y vehículos de transporte profesional, el 7,5% de las infracciones puestas fueron por el mal posicionamiento de la carga y por su deficiente sujeción. Por su parte, Formaster, Asociación Profesional de Empresas Formadoras en Logística, Transporte y Seguridad Vial, ha calculado que alrededor del 22% de los camiones que posicionan mal la carga o hacen una sujeción incorrecta de la misma puede llegar a tener un accidente con víctimas.

Por otra parte, la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM) se ha puesto en contacto con los máximos responsables de Tráfico, quienes han confirmado que las sanciones se producirán desde el primer día de entrada en vigor del Real Decreto (como decimos el 20 de mayo de 2018), sin periodo transitorio de aplicación previsto.

Respecto al régimen de responsabilidad, la DGT va a elaborar una resolución de desarrollo del nuevo Real Decreto para clarificar la responsabilidad de la estiba, que definirá un nuevo documento, denominado 'Ficha de estiba', adaptado a las diferentes especialidades de transporte, en el que los responsables de la carga deberán acreditar la correcta sujeción de la mercancía a bordo del vehículo.

En este sentido, cabe recordar que legislación en materia de contratación de transporte atribuye la responsabilidad de las labores de carga de la mercancía en el vehículo a la empresa cargadora, salvo en el transporte de paquetería o carga fraccionada. Mientras, la legislación de seguridad vial atribuye la responsabilidad de las infracciones de tráfico al autor del hecho infractor.