Las autopistas 'rescatadas', gratuitas por la noche desde el 15 de enero

Las autopistas 'rescatadas', gratuitas por la noche desde el 15 de enero

Las autopistas de peaje rescatadas por el Estado serán gratuitas por la noche, entre las 00.00 y las 06.00 horas, según aprobó el Gobierno el pasado 14 de diciembre. La medida entrará en vigor el próximo 15 de enero en las autopistas R-3 Madrid-Arganda; R-5 Madrid-Navalcarnero; R-2 Madrid-Guadalajara (Taracena); R-4 Madrid-Ocaña, M-12 Eje Aeropuerto que une la capital con el aeródromo de Barajas, AP-7 (Circunvalación de Alicante), AP-7 (Cartagena-Vera), y AP-36 (Ocaña-La Roda).

En el caso de la autopista Madrid-Toledo (AP-41), también podrán ser aplicadas una vez esta comience a ser gestionada por la Sociedad Estatal de Infraestructuras del Transporte Terrestre Seitt, en la fecha que determine el secretario general de Infraestructuras.

La gratuidad nocturna de estas autopistas de peaje complementa la reducción media en el precio del peaje en un 30%, también aprobada. También se aprobaron rebajas específicas a los usuarios frecuentes que empleen sistemas de pago electrónico y se autorizó al secretario general de Infraestructuras a aplicar bonificaciones adicionales a propuesta de la Sociedad Estatal de Infraestructuras del Transporte Terrestre (Seitt).

Desde Fomento explicaron que las tarifas se han fijado conforme a los principios generales de la potestad tarifaria y a los que particularmente se aplican a las autopistas de peaje, pretendiendo asimismo realizar una homogeneización de las mismas, así como una rebaja generalizada que, de media, será de en torno a un 30%. “Con estas medidas, se pretende incentivar el uso de las autopistas que gestiona Seitt, lo que contribuirá a la mejora de las condiciones de circulación y de seguridad vial, así como a la rentabilidad de las mismas”, destacan en Fomento. No obstante, el ministro Ábalos reveló que las nuevas tarifas serán revisadas dentro de seis meses por parte de la Comisión Delegada para Asuntos Económicos. 

Estas vías representan el 20% de la red de autopistas de pago del país. Se trata de las autopistas de más reciente construcción, las que a finales de 2012, en plena crisis, empezaron a quebrar en cascada, y que a comienzos de este año finalmente rescató Fomento. Actualmente son gestionadas por este Ministerio a través de su sociedad pública Seittsa. En virtud de las nuevas tarifas aprobadas por el Gobierno, a estas rebajas se añadirán las que se articulen para los usuarios más habituales de las vías.

Los peajes de concesionarias suben

Estas autopistas rescatadas y en manos del Estado tendrán así su propio sistema de tarifas, distinto al del resto de la red de vías de pago, las que siguen gestionadas por empresas privadas, en las que, por contra, el peaje subirá un 1,67% desde el 1 de enero. La subida de los peajes de las autopistas se actualiza anualmente mediante la aplicación de una fórmula que el Gobierno y el sector concesional pactaron en 2002, que tiene el IPC y los tráficos sus principales variables.

En cuanto a las nueve vías quebradas, que suman unos 510 kilómetros de longitud, pese al aumento de usuarios de estos cuatro últimos años, no se han recuperado completamente del desplome de tráfico que sufrieron en la crisis, una de las causas de su quiebra junto con el sobrecostes de las expropiaciones.

A cierre del pasado mes de octubre, según los datos de Fomento, algunas de estas vías registraban caídas del tráfico de entre el 1,01% y el 22%. Es el caso de la R-3, la R-5 y AP-36. El resto, a pesar de ganar usuarios, no presentan una alta intensidad de tráfico, que oscila desde los 1.157 vehículos que de media transitan cada día por la Madrid-Toledo y los 22.125 que toman diariamente la autopista que enlaza Madrid y el aeropuerto, la vía más utilizada de entre las quebradas.

El tráfico medio del conjunto de los 2.550 kilómetros que suma la red de pago es de 20.141 usuarios diarios, si bien la vía más utilizada, la que une Montmeló y El Papiol, contabiliza 116.838 coches al día.