Las distracciones causan uno de cada tres accidentes mortales en carretera

Las distracciones causan uno de cada tres accidentes mortales en carretera

La distracción en la conducción es una de las principales causas de los accidentes de tráfico. En 2017, la distracción aparece como primera causa de los accidentes mortales en un 33 %, por delante de la velocidad (29%) y el alcohol (26%). De las distracciones, uno de los elementos que tiene una mayor incidencia está el teléfono móvil.

Así, Marcar un número de teléfono, responder a una llamada, leer o contestar a un 'whatsapp', manipular el navegador o utilizar las redes sociales, supone apartar la vista de la carretera durante un tiempo, periodo en el que el vehículo circula sin control y pueden surgir circunstancias que provoquen un grave accidente.

El teléfono móvil aporta seguridad y protección, especialmente en momentos de urgencia o de necesidad. Y más para profesionales del transporte. Por eso, llevarlo en el vehículo permite, en caso de avería, accidente o cualquier otro tipo de incidencia, transmitir información rápida y precisa, así como demandar la ayuda necesaria en su caso.

Sin embargo, la utilización del móvil mientras se conduce genera un elevado riesgo de distracción, según datos que aportan los diferentes estudios realizados. Según se desprende de los datos del proyecto ESRA (Encuesta sobre Actitudes de los Usuarios de la Vía), realizada en 38 países, el 56% de los españoles declara haber hablado por móvil "manos libres" durante la conducción en el último año (frente a la media europea del 51%) y el 35% reconoce que lo ha hecho con un móvil "sin manos libres"; asimismo, el 36% de los conductores españoles reconoce que ha leído mensajes de texto alguna vez en el último año y el 26% que los ha enviado.

Incluso, utilizar el manos libres al volante no beneficia en nada nuestra seguridad. Tras un minuto y medio de hablar por el móvil (incluso con manos libres) el conductor no percibe el 40% de las señales, su velocidad media baja un 12%, el ritmo cardíaco se acelera bruscamente durante la llamada y se tarda más en reaccionar.

Cómo evitar distracciones

Circular con seguridad implica centrar toda la atención en la tarea de conducir, de ahí, que desde la Dirección General de Tráfico, ofrezcan los siguientes consejos, que los conductores profesionales conocen bien pero no está de más recordar:

  • Antes de conducir es conveniente dormir bien, no ingerir alcohol, no hacer comidas copiosas, así como cuidar la ingesta de ciertos medicamentos.
  • Durante el trayecto: hacer paradas cada dos horas en caso de viajes largos y mantener una temperatura agradable dentro del habitáculo.
  • Usar el móvil solamente para emergencias y con el coche parado fuera de la calzada
  • Radio/MP3/Apps: son aconsejables los sistemas que se manejan directamente desde el volante. Programar emisoras y CD antes del viaje es una buena opción.
  • Si se viaja con GPS hay que programar la ruta a recorrer antes de comenzar la conducción. Los teléfonos o navegadores sujetos mediante soporte no deben obstruir la visibilidad de la vía y entorno.
  • Extremar las precauciones en la conducción nocturna. Las horas más peligrosas son entre las 3 y las 6 de la mañana.
  • Los estimulantes naturales (cafeína, teína, etc.) no van a remediar la falta de sueño. Pueden enmascararlo o producir un peligroso efecto rebote.

Recuerda que la ley de seguridad vial considera infracción grave conducir utilizando manualmente dispositivos de telefonía móvil, navegadores o cualquier otro sistema de comunicación, así como, conducir utilizando cascos, auriculares u otros dispositivos que disminuyan la obligatoria atención permanente a la conducción. Estas infracciones se sancionan con multa de 200 euros y la pérdida de 3 puntos.