NOTICIA
05-01-2018

¿Cuál es la vida útil de un lubricante en almacenamiento?

La vida útil representa el período de tiempo durante el cual un producto almacenado puede ser usado sin pérdida de calidad o rendimiento. La vida útil en almacenamiento es un aspecto clave en las prácticas apropiadas de gestión de inventario para aceites y grasas envasados, para garantizar que son adecuados para su uso cuando resulte necesario.

En el caso de los lubricantes, esta vida útil en almacenamiento se aplica a los productos que estén almacenados en sus envases originales sellados, en condiciones adecuadas y a una temperatura ambiente normal.

En este sentido, según recuerda el fabricante de lubricantes Wolf, proveedor de TOP TRUCK, hay que distinguir entre una duración 'normal' y otra 'corta'. En cuanto a la vida útil 'normal' en almacenamiento para aceites y grasas, el fabricante señala que normalmente esta es de tres años si se almacena correctamente en los contenedores sellados originales.

Por su parte, la vida útil 'corta' en almacenamiento, para fórmulas sensibles a la humedad, como líquidos de freno, la recomendada es de un año, siempre en el caso de contenedores sellados.

Con todo, al final del período de vida útil en almacenamiento, Wolf aconseja realizar pruebas de laboratorio para asegurar que el producto continúa proporcionando el rendimiento prometido en la aplicación deseada.

Almacenamiento exterior en invierno

Por otro lado, existen algunos mitos sobre la conservación y almacenamiento de los lubricantes que Wolf intenta desmontar. Así, una de las ideas a desterrar sería que "como el punto de fluidez del aceite es de -36°C, este se puede almacenar en el exterior durante el invierno, porque la temperatura más baja que tenemos aquí es de -25°C y no tendrá ningún impacto en el aceite".

Antes de nada, cabe recordar que el punto de fluidez es una importante característica del rendimiento cuando el equipo está sometido a temperaturas de funcionamiento en frío. De este modo, los aceites con un menor punto de fluidez tienen una mayor capacidad para permanecer líquidos a temperaturas de funcionamiento en frío.

Si el aceite se utiliza a una temperatura inferior a su punto de fluidez, se puede solidificar, lo que hace difícil o imposible que el equipo arranque, lo cual perjudica la circulación de aceite en el arranque. Asimismo, el punto de fluidez es un importante indicador de la capacidad de circulación de un aceite con el motor en frío, pues se trata de la temperatura más baja a la que fluye el aceite cuando se enfría bajo las condiciones prescritas.

Ante esto, Wolf asegura que conviene distinguir entre el almacenamiento a granel y en barriles. Así, en el almacenamiento en barriles, los lubricantes deben estar en un lugar limpio y cubierto, a temperatura ambiente. En este sentido, el almacenamiento en el exterior puede causar la infiltración de agua o provocar condensación al volver a calentarse en el barril. De este modo, una vez abierto, un barril nunca debe ser almacenado en el exterior.

Por otro lado, el almacenamiento a granel puede hacerse fuera, por encima del nivel del suelo, preferiblemente en un depósito con dos laterales. Además, lo ideal sería con un techo encima del depósito.

En Toptruck se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.