NOTICIA
14-02-2017

Camiones y furgonetas objetivo de la nueva campaña de vigilancia de la DGT

El 16% del parque automovilístico español está formado por camiones y furgonetas, que de media tienen una antigüedad de más de 12 años, lo que los convierte en el segundo tipo de vehículo –después de los turismos- más numeroso en circulación.

Debido a ello y a que este segmento de vehículos ha registrado un mayor en el índice de accidentes la Dirección General de Tráfico ha puesto en marcha, entre el 13 y el 19 de febrero, una nueva  campaña de vigilancia y control de los vehículos destinados al transporte de mercancías.

Durante toda esta  semana, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil (ATGC), así como el resto de policías autonómicas y locales que se sumen a la campaña, controlarán furgonetas y todo tipo de camiones incidiendo la vigilancia y control en aspectos tales como la velocidad a la que circulan, las horas de conducción y descanso, el tacógrafo, el exceso de peso, los posibles defectos técnicos del vehículo o la seguridad de la carga transportada.

También comprobarán que la documentación del vehículo y del conductor es la correcta, que la conducción no se realiza bajo los efectos de drogas o alcohol o que todos los ocupantes del vehículo hacen uso del cinturón de seguridad.

Los agentes de la ATGC, además, inspeccionarán aquellos camiones de reciente adquisición que pudieran estar realizando manipulaciones en sus motores (Adblue) para anular la acción tecnológica reductora de gases de combustión.

Y es que para dar cumplimiento a las normas europeas sobre la reducción de gases contaminantes, las autoridades decidieron en 2013 optar por la instalación de un sensor en los vehículos nuevos, encargado de avisar al conductor del descenso del nivel Adblue, un aditivo que se almacena en un depósito diferente al de gasoil, que se encarga de reducir la carga contaminante del óxido de nitrógeno (Nox), y que hace detener o reeducir la marcha del motor cuando este nivel se halle en unos mínimos.

A raíz de la colocación de estos aparatos, han surgidos unos dispositivos denominados "emuladores Adblue", que se anuncia en algunas páginas de internet, los cuales se encargan de anular el citado sensor e impide que el motor se pare cuando desciende el nivel. Como consecuencia de ello se está liberando a la atmósfera cantidades de Nox por encima de los límites permitidos.

En Toptruck se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.