NOTICIA
11-10-2019

El mantenimiento de los V.I., cada vez peor: uno de cada tres suspendió la ITV a la primera en 2018

Autónomos y flotas se enfrentan a numerosos retos en su día a día. Unos desafíos que hacen que sacar adelante sus negocios no sea fácil. Por otra parte, para muchos, es todo un problema que su principal herramienta de trabajo, ya sean camiones, autobuses, vehículos agrícolas..., sometida a un importante desgaste que acaba por afectar a su estado general de mantenimiento, tenga que pasar por el taller periódicamente.

Sin embargo, esas "paradas técnicas" periódicas que permiten revisar el estado de esos vehículos y ponerlos a punto para que, en el menor tiempo posible, regresen a su actividad y vuelvan a funcionar a pleno rendimiento, no deberían ser vistas como un inconveniente, sino, en todo caso, como una inversión a futuro.

Y es que, de no hacerlas, los pequeños problemas que puedan ir surgiendo se convertirán en graves e importantes averías que no sólo supongan un mayor coste para el profesional, sino también un mayor tiempo de inmovilización, lo que tendrá una repercusión aún más negativa en su negocio.

Eso, por no hablar de que algunos de esos fallos pueden estar poniendo en riesgo la seguridad de los profesionales que trabajan con esos vehículos, así como del resto de usuarios de las carreteras, además de que los vehículos con un bajo o nulo mantenimiento son más contaminantes.

Uno de cada tres suspendió la ITV a la primera en 2018

Si a todo esto añadimos un parque cada vez más envejecido, que en el caso de los vehículos pesados es aún más acusado que en los turismos, tenemos el 'cóctel' perfecto para que los V.I. que circulan por nuestras carreteras no se encuentren en el estado de mantenimiento que deberían.

Así lo ponen de manifiesto al menos los datos del Ministerio de Industria sobre los resultados de las ITV realizadas en España en 2018. De dichos datos, a los que ha tenido acceso Top Truck, se desprende que de los más de 5,14 millones de camiones, autobuses, remolques y semirremolques y vehículos agrícolas que acudieron en primera inspección a las estaciones de ITV en España el año pasado el 34,5% suspendió, es decir, uno de cada tres. Estos datos empeoran los ya registrados en 2017.

Si analizamos los datos más en detalle, en el caso de los camiones (tanto de menos como de más de 3,5 t), el porcentaje de suspensos en la primera revisión fue aún mayor: el 36,1%. En este sentido, los vehículos agrícolas fueron los que mejor datos arrojaron ya que algo menos del 17% no superó la ITV a la primera.

Frenos, ejes, ruedas, suspensión...

De los más de 27,2 millones de defectos que las ITV españolas detectaron en los 20,7 millones de vehículos que acudieron a la primera inspección el año pasado, casi 9,4 millones de fallos, de los cuales casi 3,1 millones eran graves —aquellos que impiden una inspección favorable—, correspondieron a esos 5,14 millones de vehículos industriales.

Dicho de otra forma, a pesar de que los V.I. representaron el 24,8% del total de vehículos que pasaron por la ITV, estos acumularon el 34,5% de los defectos detectados, suponiendo el 36,9% si sólo tomamos en cuenta los graves. Es decir, casi cuatro de cada diez defectos graves detectados los presentaba un V.I.

Aunque la categoría que más fallos graves sumó entre los V.I. fue la de 'Alumbrado y Señalización', con el 23,1% del total de defectos graves (715.689 de los que 449.929 correspondieron a camiones de menos de 3,5 t), es alarmante que las categorías que tanto influyen en la seguridad de los vehículos como 'Frenos' y 'Ejes, Ruedas, Neumáticos, Suspensión' acumularan el 19,4% y el 17%, respectivamente.

Imagen portada noticia
En Toptruck se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.