NOTICIA
28-06-2018

Europa quiere rebajar las emisiones de los camiones un 30% para 2030

La automoción ha sido uno de los sectores en los que ha tenido un mayor impacto la creciente preocupación por la conservación del medioambiente. Desde hace décadas, las regulaciones nacionales e internacionales se han encaminado a reducir a pasos agigantados el impacto que el tráfico rodado tiene en la atmósfera.

En este sentido, los fabricantes de vehículos tanto ligeros como pesados llevan décadas desarrollando tecnologías que han ido reduciendo drásticamente las emisiones contaminantes de los vehículos, si bien aún queda camino por recorrer, especialmente en los vehículos pesados.

Mientras que Estados Unidos, China, Japón o Canadá ya habían interpuesto objetivos de reducción de emisiones para los vehículos pesados, la Unión Europea aún no había hecho lo propio... hasta ahora. 

Y es que la Comisión Europea, como ya te contamos en TOP TRUCK, acaba de presentar el tercer paquete de movilidad, en el que, entre otras cuestiones, incluye las primeras normas de la historia sobre emisiones de CO2 aplicables a camiones, enmarcado en el Acuerdo de París, que representan un 5% del total del parque móvil europeo y cuyas emisiones suponen el 22% del total en el Viejo Continente.

Así pues, la propuesta de la CE contempla que, para 2025, las emisiones medias de CO2 de los camiones nuevos tendrán que ser un 15% más bajas que en 2019. Y para 2030, propone un objetivo de reducción de, como mínimo, un 30% con respecto a ese mismo 2019. En primera instancia la medida sólo afectará a camiones de gran tonelaje, pero a partir de 2022 se extenderá a autobuses, remolques y camiones más ligeros. 

Propuesta rigurosa

La Asociación Europea de Fabricantes de Automóvil (ACEA), en la que se aglutinan los siete principales fabricantes de camiones de la UE, ha tachado la propuesta de "demasiado agresiva" y defiende que Bruselas no está teniendo en cuenta que el sector del camión encuentra más trabas a la hora de adaptarse a nuevas tecnologías en comparación con el automóvil. Cabe recordar que el porcentaje de reducciones fijadas por Europa para los turismos de cara a 2030 es exactamente el mismo: un 30%.

Según ACEA, los camiones que se venderán en 2025 se están fabricando ahora, por lo que los límites se antojan demasiado rigurosos para un periodo de tiempo tan corto. En otras palabras, la tecnología en este tipo de vehículos aún no ha avanzado lo suficiente como para cumplir estos objetivos.

Bruselas ha hecho hincapié en el ahorro económico que supondrán para las empresas de transporte los nuevos límites impuestos, aunque este recorte de gastos hace relación al consumo de combustible y no a la inversión que deberán hacer para mejorar sus flotas a fin de cumplir la normativa. La UE estima que estas entidades disfrutarán de hasta 5.000 euros anuales de ahorro en repostaje debido al menor consumo de camiones más eficientes.

Mecánicas alternativas

Si bien las mecánicas alternativas están llegando al sector del camión, las de cero o mínimas emisiones aún están en desarrollo. Es el caso del Tesla Semi, cuya producción comenzará en 2019, o de los camiones también eléctricos de Volvo, cuya llegada al mercado se estima también para el año que viene. Pero no sólo ellos: Daimler, Cummins, Nikola, MAN, DAF, RenaultToyota... también trabajan en propuestas muy avanzadas.

Otra alternativa la encontramos en los camiones alimentados por gas natural —ya sea con GLP o GNC—, donde Iveco se postula como uno de los principales exponentes, aunque también los incluyen en su oferta Mercedes, Scania, MAN, Volvo, Renault...

En Toptruck se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.