NOTICIA
18-01-2018

La siniestralidad de los vehículos industriales se redujo en 2017

Los avances tecnológicos en seguridad no sólo han llegado a los vehículos ligeros. En los últimos años, los vehículos comerciales e industriales también se han visto beneficiados de dichas mejoras lo que ha influido en una reducción de la siniestralidad de este tipo de vehículos.

Y es que, en la conducción de un vehículo, y más si se trata de un camión pesado, el paso de las horas y de los kilómetros pueden hacer mella en el conductor; una circunstancia que puede tener fatales consecuencias cuando se produce una situación inesperada en el tráfico que requiera de una reacción rápida y precisa, donde los sistemas de asistencia pueden resultar de vital importancia.

Muchos de ellos ya conviven con nosotros desde hace años formando parte del equipamiento de serie de nuestros camiones, como el ABS, ESP, el Active Brake Assist, el detector de cambio de carril… aunque aún queda mucho por hacer.

Sin embargo, todos estos sistemas pierden parte o toda su efectividad si el vehículo no está en perfecto estado, al día de sus mantenimientos y sin averías que pueden comprometer su seguridad. En este sentido, cabe destacar que en 2017 se produjo un incremento de más del 4% en las visitas a los talleres, según la patronal de talleres Conepa. Sin duda, una buena noticia para la seguridad vial.

Menos fallecidos en vías interurbanas

De este modo, el año pasado el número de fallecidos en vías interurbanas en camiones de o hasta 3,5 t se redujo en un 66,7% al pasar de las 18 víctimas mortales en 2016 a 6 en 2017. Menos llamativo fue el descenso de fallecidos en camiones de más de 3,5 t: 47 fallecidos frente a los 48 de 2016, según el balance oficial facilitado por la Dirección General de Tráfico (DGT).

En cuanto a los fallecidos en accidentes de autobús, la reducción fue aún más importante al producirse sólo dos víctimas mortales en comparación con los 18 fallecidos de 2016 (prácticamente una caída del 90%). Por el contrario, las víctimas mortales por siniestros con furgonetas experimentaron un importante repunte al pasar de 58 fallecidos en 2016 a 75 el año pasado, lo que supone 17 víctimas mortales más (casi el 30% de crecimiento).

A pesar de este último dato, el aumento de siniestralidad de los vehículos comerciales e industriales fue menor que la experimentada por los turismos que vieron cómo crecieron las víctimas mortales un 7%.

En total, 1.200 personas fallecieron en los 1.067 accidentes ocurridos en las carreteras españolas durante 2017. Estas cifras, relativas solo a accidentes en vías interurbanas y contabilizados en las 24 horas siguientes a producirse el siniestro, suponen 39 muertos más y un aumento de 28 accidentes con relación a las cifras de 2016. Es, además, el peor dato desde el año 2013.

Conducción distraída o desatenta (un 32%), velocidad inadecuada (26%), cansancio o sueño (12%) y alcohol o drogas (23%) fueron los factores principales en los accidentes mortales o graves.

En Toptruck se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.