NOTICIA
02-10-2020

Paralizan la orden que obligaba a pasar la ITV dos veces seguidas a los vehículos de transporte

El Tribunal Supremo ha suspendido de forma cautelar la Orden Ministerial publicada el pasado mes de mayo por la que estableció el calendario para que pudieran pasar la revisión los aproximadamente cinco millones de vehículos afectados por el cierre de las estaciones de inspección técnica (ITV) durante el estado de alarma provocado por el Covid-19.

La Orden planteaba un calendario flexible para poder pasar la revisión técnica en los meses siguientes a todos los vehículos afectados por el cierre de las estaciones de ITV durante el estado de alarma para evitar así que se colapsaran.

Sin embargo, la misma Orden incluyó, según Fenadismer, una "trampa" por la cual, "contraviniendo el Real Decreto que regula la inspección técnica de vehículos en España, al pasar los vehículos la revisión, se les pone en su ficha técnica no la fecha del día que acuden a la ITV, sino la de la fecha en que les caducó durante el estado de alarma, recortando de modo sustancial la vigencia periódica para pasar la siguiente".

Esta regulación originaba que cientos de miles de vehículos dedicados al transporte de mercancías y de viajeros que, por tener una determinada edad, han de pasar la ITV cada seis meses, con la regulación establecida en la Orden, tenían que pasar dos veces seguidas la ITV en apenas unos días.

Conforme a los datos de la Dirección General de Tráfico, una cuarta parte de los vehículos afectados, en concreto, un millón, estaban dedicados transporte (camiones, autobuses, furgonetas, taxis y ambulancias).

No hay razones imperiosas

En este sentido, el Tribunal Supremo, decreta su suspensión cautelar “ya que, lo contrario hace perder su finalidad legítima al recurso”, y que, en este caso “están en conflicto no un interés público frente a un interés privado, sino sólo intereses privados enfrentados: las concesiones de ITV y los titulares de vehículos”.

A finales de julio, el Defensor del Pueblo respaldó una denuncia presentada por Fenadismer, al señalar, entre otros argumentos, que “carece de sentido acortar de forma artificial la vida de la última ITV obligando al propietario del vehículo a realizar dos inspecciones seguidas en un corto lapso de tiempo que, en los casos más extremos (como el de los vehículos sujetos a inspección semestral) puede ser solo de unos poco días. Ello genera un coste y una carga administrativa para los propietarios de los vehículos afectados sin que esa Administración haya puesto de manifiesto que concurran razones imperiosas de interés general que justifiquen el recorte de la vida legal de las ITV”. 

El Auto dictado por el TS afirma que coincide con el contenido de la resolución del Defensor del Pueblo, que pone de relieve que “al descontar el periodo de prórroga, la Administración está acortando, de manera artificial, la duración de las ITV, produciendo el efecto de obligar a los particulares a realizar la siguiente operación antes de lo previsto”.

En Toptruck se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.