NOTICIA
10-01-2020

¿Y si el futuro del transporte está en la pila de combustible?

La pila de combustible de hidrógeno ha logrado superar prácticamente todos los obstáculos de seguridad y tecnológicos que le impedían ser comercializado. Sin embargo, el mercado parece no confiar en ella y el transporte pesado podría ser su principal baza.

La prácticamente inexistente infraestructura de recarga, cuya instalación es más cara y compleja que la de una red de recarga eléctrica, provocan que su coste sea muy alto por la escasez de demanda, al no movilizar la economía de escala.

Para muchos la pila de combustible de hidrógeno es el “santo grial” de la propulsión sostenible. No provoca emisiones, salvo de agua y calor. Si la producción de hidrógeno se realiza de forma sostenible mediante fuentes de energía renovable, permite repostar tan rápido como en el caso de los combustibles fósiles y logra autonomías similares.

Todo ello con un nivel de emisiones cero y todas las ventajas en cuanto a prestaciones y comodidades de un vehículo eléctrico. Después de todo una pila de combustible de hidrógeno consiste en cientos de celdas individuales que producen un poco más de un voltio cada una, muy parecido al concepto de las celdas electroquímicas de los vehículos eléctricos.

HDC-6 NEPTUNE Concept

Uno de los últimos fabricantes en mostrar un prototipo en esta línea ha sido Hyundai. Y es que el fabricante coreano se ha marcado el objetivo de fabricar anualmente 500.000 vehículos de hidrógeno para el año 2030,

Así, el fabricante presentó recientemente en Estados Unidos HDC-6 NEPTUNE Concept, un camión de hidrógeno de espectacular imagen futurista con la mirada puesta en el transporte pesado de mercancías. 

Este camión de hidrógeno, con un diseño Art Deco inspirado en los trenes neoyorkinos que circulaban entre los años 30 y 60 del siglo pasado, destaca por su eficiencia aerodinámica. 

Pensado para el transporte de larga distancia, es 100% eléctrico gracias a una pila de hidrógeno y cuenta con una autonomía de entre 1.000 y 1.300 km. Para el fabricante coreano, el hidrógeno tiene unas características que le hacen imbatible como combustible alternativo de futuro: amplia autonomía, menor tiempo de carga, mayor carga útil del vehículo y menores costes operativos.

El futuro también llega a los remolques frigoríficos

Junto a la cabeza tractora, Hyundai presentó también un tráiler refrigerado desarrollado en colaboración con Air Liquide. Se trata del HT Nitro ThermoTech Concept, un remolque diseñado para transportar productos fríos que utiliza un sistema de refrigeración mediante nitrógeno criogénico (nitrógeno líquido) que, según la marca, tiene una huella de carbono un 90% inferior a un sistema tradicional.

De esta forma, este sistema de enfriamiento reduce el ruido prácticamente a cero, reduciendo la contaminación acústica para los conductores y durante las entregas. El remolque está carenado para mejorar la aerodinámica y cuenta con un diseño estructural donde las paredes laterales, el techo y la pared frontal están hechos con un mismo panel de una sola pieza. Esto hace que el remolque sea más ligero, más rígido y esté mejor aislado.


 

En Toptruck se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.